NOTICIAS

 

La Huella Hídrica de los alimentos

por

Huella Hídrica

Huella Hídrica

 

Muchos no somos conscientes que la mayor cantidad de agua que consumimos se encuentra “oculta” en la producción de los alimentos que llevamos a la mesa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la cantidad adecuada de agua para consumo humano (beber, cocinar, higiene personal y limpieza del hogar) es de 50 litros diarios por habitante. Pero en muchos casos esta cifra se puede multiplicar por 60 y más en la producción de alimentos, con un consumo de agua “invisible” mayor a 3.000 litros por día.

Aquí es donde surge el concepto de Huella Hídrica, definido como la cantidad de agua dulce utilizada para generar un producto, bien o servicio. Cerca del 8% de la huella hídrica global está relacionada con la industria y el hogar, y el 92% restante del consumo se concentra en la producción de alimentos.

Huella Hídrica de productos agrícolas

 

Según Water Footprint Network, para producir una taza de café se necesita 132 litros de agua y para un kilogramo de carne de res se consumen 15.400 litros, distribuidos desde la etapa de los cultivos hasta el procesamiento posterior. En la siguiente gráfica (Mekonnen and Hoekstra, 2010) podemos observar la huella hídrica de algunos productos agrícolas.

Dado el rápido crecimiento de la población mundial, el gran reto que enfrentamos los productores agrícolas es el de ser más eficientes con el uso del recurso hídrico. Debemos tecnificar y modernizar los sistemas de riego; usando riego por goteo, micro aspersión o micro jet que son muy eficientes en el consumo de agua, aportando la cantidad requerida por cada cultivo. Esto va fuertemente ligado a la eficiencia en todo el proceso de producción y la adopción de estándares de agricultura sostenible.

Las empresas que adopten estos sistemas de eficiencia marcarán una gran diferencia sobre el consumidor final, quien optará por preferir el consumo de sus productos, contribuyendo a mejorar la sostenibilidad de los recursos hídricos a través de su vida cotidiana.

Nunca antes había sido tan importante la reducción de nuestra huella hídrica. Pronósticos de la ONU advierten que para 2030 la mitad de la población mundial podría enfrentar escasez de agua. Existe una gran obligación por parte de los gobiernos en establecer políticas de desarrollo en infraestructura hidráulica, estimular el uso de tecnologías sustentables y mejorar la gestión del recurso hídrico de cada país.

La huella hídrica puede ser una herramienta muy útil, pues permite crear conciencia de cuál es la cantidad de agua “oculta” que se utiliza en un proceso productivo, ya sea una taza de café o un kilo de carne. Es la base para la formulación de nuevas estrategias de gobernabilidad del agua y una mejor gestión del recurso hídrico de cada país.

nike air max damen nike air max damen